Mónaco es un destino centrado en el lujo y la exclusividad, por lo que, en principio, no es el mejor lugar para planificar un viaje de bajo coste. De todas maneras, siempre hay fórmulas y pequeños trucos para abaratar costes y conseguir desplazamientos, estancias y comidas un poco más baratas. Eso sí, para conseguirlo hay que ser abiertos de mentes, flexibles, constantes y adaptables. Sin estas premisas, no es fácil encontrar chollos. Hoy hablaremos de viajar a Mónaco de la manera más asequible posible.

Prepara tú mismo tu viaje

La primera regla para encontrar viajes baratos, a Mónaco o a cualquier sitio, es utilizar Internet para confeccionarlo. Nos evitaremos las comisiones de las agencias de viajes. Además, tenemos a nuestro servicio numerosas webs que comparan precios que nos ayudarán a la hora de elegir las fechas y las tarifas. Este es el caso de Kayak, Momondo, Skyscanner y otras. Te recomendamos que no te limites a uno de estos buscadores, porque a veces hay mejores precios en unos que en otros gracias a acuerdos que tienen con las empresas.

Por otro lado, introduce fechas y horarios orientativos y luego ve modificándolos en función de las tarifas más baratas. Algunas de estas páginas te permiten crear alertas para que te avisen cuando haya bajadas de precio. Y, una vez que te hayas decidido, comprueba el precio que ofrece la compañía por ese mismo billete. Puede que merezca la pena.

Si viajas a menudo, sabrás que viajar entre semana o los sábados suele ser más barato. El motivo es que la mayoría concentra sus desplazamientos de jueves o viernes a domingo o lunes. La leyenda dice que el martes es el mejor día para comprar un billete de avión, pero nadie ha confirmado esta afirmación con datos ni estadísticas. Puedes probar si esto se cumple para viajar a Mónaco.

Atrás quedaron los precios tirados del Last Minute. Ahora sí que está comprobado que las tarifas mas económicas para vuelos internacional se consiguen con una media de dos meses de antelación sobre la fecha de salida. También puedes mirar rutas o itinerarios alternativos que puedan presentar un precio más económico. Evidentemente, hay una máxima que todos conocemos y que consiste en viajar fuera de temporada para conseguir mejores precios. Si pretendes viajar a Mónaco pleno verano o coincidiendo con el GP de Fórmula 1, los precios serán desorbitados.

Por otro lado, el avión suele ser el medio de transporte más caro. Por eso te recomendamos que calcules lo que te costaría hacer ese mismo viaje en tren, coche alquilado o utilizando coches compartidos del estilo del Blablacar, Amovens o Voyencoche.

 Alojamiento alternativo

En cuanto al alojamiento, hay varias opciones alejadas de los glamurosos y caros hoteles de Mónaco. Por ejemplo, puedes recurrir a webs de intercambio o alquiler de casas particulares donde, según hemos comprobado, también hay ofertas para hospedarse en Mónaco. Este es el caso de Counch Surfing, Airbnb o CampInMyGarden.com.

Gastronomía local y asequible

Y, respecto a la comida, el mejor consejo es comportarte como cualquier lugareño. Nadie en su día a día gasta como en vacaciones. Esto te reportará varias ventajas como conocer la gastronomía local, encontrar menús del día a buen precio, disfrutar de puestos callejeros y descubrir productos asequibles en el supermercado. Otra opción es hacer acopio de alimentos en el bufé del desayuno: fruta, bocaditos y tentempiés que te ahorrarán gastos y picoteos imprevistos a media mañana o media tarde.

Abarata en desplazamientos

Para moverte por Mónaco y evitar gastar dinero en transporte público, puedes optar por alquilar una bici. Busca en internet porque hay varias opciones para ello. Y, para recorrer el principado, hazte con un mapa y prepara itinerarios cómodos que te permitan ir caminando o en bici y disfrutando del entorno.

La verdad es que el presupuesto no tiene porqué hacernos renunciar a un destino caro y siempre hay fórmulas para abaratar costes. Y viajar a Mónaco no es una excepción. Busca en internet los hoteles baratos de la zona, albergues, restaurantes que destaquen por su buena calidad y su buen precio. Bucea en la red para buscar los comentarios y sugerencias de los viajeros y de los bloggers en referencia a ese destino. Seguro que descubren un montón de tesoros.

Compartir
Artículo anteriorViajar en tren a Mónaco
Artículo siguiente1 día en Mónaco

Dejar respuesta