A estas alturas de la película, ¿quién no ha oído ya hablar de Blablacar? Es una empresa francesa dedicada a gestionar por internet el vehículo compartido. Es decir, pone en contacto a conductores y viajeros que van a hacer el mismo desplazamiento a la vez y les permite compartir trayecto y gastos. También tiene un gran valor ecológico porque colabora en la reducción de gases contaminantes y un ahorro energético. Pues bien, viajar a Mónaco con el Blablacar es posible. De hecho, es recomendable y puede que divertido.

Viajar a Mónaco como ejemplo de economía colaborativa

El Blablacar es un efecto más de la economía colaborativa, cada vez más de moda entre un sector amplio de la sociedad. Si 2, 3 ó 4 personas tiene que viajar al mismo sitio en el mismo momento, ¿para qué utilizar cada uno su vehículo, viajando solos, pagando más dinero y contaminando más?. La pregunta, planteada así, es bastante clara y contundente. Y, aunque tu objetivo es viajar a Mónaco, cuna del glamour, el lujo y el oropel, el planteamiento sigue siendo igual de válido.

Lo primero, no todo el mundo que decide viajar a Mónaco es rico o famoso. Conocer el principado merece la pena por muchas razones y es un destino atractivo y sugerente para muchos, no sólo para los aficionados al juego, la Fórmula 1, el tenis o los yates de lujo. Puede ser tu destino principal, el final de tu trayecto o, simplemente, una etapa en un viaje más completo por Europa. El caso es que llegar y parar en Mónaco en una buena oportunidad de ver de cerca otro mundo, ese que llena de brillos los programas de televisión y las revistas del corazón.

Perfil de los usuarios de Blablacar

Mientras tanto, viajar con Blablacar es tendencia, sobre todo entre las personas jóvenes de y mediana edad. Lo utilizan casi por igual los hombres y las mujeres y la media de edad del usuario va subiendo cada vez más. Además, sus principales seguidores no se ajustan al perfil de estudiantes o parados. También lo utilizan muchos profesionales para compartir gastos o, simplemente, para no tener que viajar solos. Es España funciona desde hace 6 años y roza los 3 millones de usuarios anuales. Y algo bueno debe de tener porque hasta ahora funcionaba sólo en Europa pero ya ha saltado de continente y lo usan, por ejemplo, en India. Es cierto que hay otras redes de car sharing, pero ésta es la más famosa y de las que mejor funcionan.

Viajar hoy a Mónaco con Blablacar

Nosotros, hoy mismo, hemos introducido en el buscador de Blablacar Mónaco como destino, sin punto de origen. En este día de verano de 2016 nos salen 275 para viajar a Mónaco desde cualquier punto del mundo. La mayoría tienen como lugar de inicio del trayecto diversos lugares de Francia. Lo intentamos con salida desde Madrid y nos salen 2 trayectos previstos, mientras que desde Barcelona las opciones entre las que elegir son 6, 2 de las cuales son las que tenían su origen en la capital de España. También es cierto que ninguno de estos conductores tiene Mónaco como destino final del viaje, sino ciudades como Niza, Milán, Canes, Draguignan o Antibes.

Respecto a los conductores de estos trayectos con origen en España, todos menos uno son hombres. Precisamente, la conductora es la más joven, con 24 años, mientras que el resto tienen 29, 32, 41, 50 y 56 años. De todos ellos, dos están calificados como conductores expertos, otro como embajador y el resto no aporta experiencia.

Esta radiografía, realizada al azar en un día de verano, demuestra que viajar a Mónaco en Blablacar es posible. De hecho, aunque no lo hemos dicho, quedan plazas libres en todos los coches.

Dejar respuesta