Un palacete histórico de arquitectura clásica acoge el hotel Metropole Monte-Carlo, ubicado en pleno corazón del principado. Se sitúa en el conocido Carrer d’Or, junto a las tiendas más lujosas y el Casino de Montecarlo. A pocos minutos andando de las principales atracciones de la zona y a tiro de piedra de muchos restaurantes, cafeterías y discotecas, altamente valorados. Y, a sólo 10 minutos, una de las mejores playas de Montecarlo.

Se trata de un compendio de arquitectura clásica y moderna, dentro de un entramado urbano, pero marcado por unos jardines de vegetación espectacular. Ofrece la combinación perfecta de elegancia y comodidad, diseñada exclusivamente pensando en el gusto y las preferencias de los clientes. El palacete se construyó a finales del siglo XIX y fue rehabilitado en 2005. Destaca su grandioso vestíbulo de entrada, con varios ascensores para el uso exclusivo de clientes.

Ofrece unas 150 habitaciones y suites, elegantes y confortables, y distribuidas en 7 plantas. Cada una de ellas tiene un gran baño que incluye tanto ducha como bañera, televisión por cable y satélite, wi-fi, minibar, caja fuerte y balcón o terraza. Además, el cliente puede elegir entre una cama doble o extragrande para disfrutar mejor de su estancia en este maravilloso hotel.

Entre los servicios del hotel también se incluye el servicio de recepción 24 horas, cambio de moneda, salón de peluquería, sala colectiva de televisión, supermercado y varios comercios. En cuanto a restauración, encontrarán en este hotel una cafetería, un confortable bar y un restaurante climatizado con una carta refinada y distinguida y con adaptación de menús y sillas para niños. Si, por el contrario, su viaje es de trabajo, también dispone de varias salas de reuniones y conferencias, con conexión privada a internet y servicio de secretariado. Para unos y otros, el hotel ofrece servicio de habitaciones, lavandería, servicio médico y aparcacoches.

Situación

El Hotel Metropole Montecarlo se halla en pleno centro del Principado, muy próximo a la playa, cerca de un conocido centro comercial del mismo nombre y a poca distancia a pie de los principales atractivos turísticos de la zona.

Espacios propios

En sus instalaciones encontraremos hasta 3 establecimientos de restauración diferentes: un bar junto a la piscina, una zona lounge y un restaurante, donde tomar un refresco, picar algo o degustar la mejor gastronomía. Todo ello además de su servicio permanente de habitaciones y el desayuno bufé que ofrece todos los días. Además, tiene piscina cubierta y descubierta, centro wellness, sauna y baño turco. En su carta de servicios se incluyen tratamientos de belleza, corporales y faciales, masajes y técnicas relajantes.

También pone a disposición de sus clientes un completo centro de negocios, con salas de entrevistas y reuniones para grupos pequeños, medianos o grandes con wi-fi; personal técnico de acompañamiento para las jornadas de trabajo y servicio de limusina con conductor. Si lo prefiere, puede optar por contratar el traslado de ida y vuelta al aeropuerto. O, si conduce su propio vehículo, un área de aparcamiento con tarifa adicional. Son casi 500 metros cuadrados para eventos particulares y profesionales, salas de recepción y salas de baile y celebraciones. De hecho, si su estancia es vacacional o de relax, el hotel le ofrece acompañamiento turístico, servicio de planificación de visitas y reservas de entrada y traductores en varios idiomas.

En algunos espacios concretos se permite fumar, ya que se han habilitado expresamente para ello.

En cuanto a las habitaciones, ofrecen minibar, caja fuerte, wi-fi gratis, televisión por satélite o cable. Las camas están diseñadas y vestidas pensando en la comodidad del huésped, ya que disponen de acolchado extra, sábanas de algodón egipcio y cobertores de plumas. Puede solicitar servicio de despertador y plancha si lo necesita, así como asistencia de limpieza durante el horario nocturno.

El diseño también está muy presente en el Hotel Metropole de Montecarlo. Por un lado, las habitaciones y suites son obra de Jacques García, reputado decorador de interiores. Por otro, la piscina de agua de mar climatizada que preside el espacio Odyssey, es un diseño de Karl Lagerfeld y cuenta con jardines hipnóticos que hacen aún más agradable la experiencia.

Dejar respuesta