El príncipe Rainiero monaco
El príncipe Rainiero monaco

Para mucha gente, hablar de Mónaco es rememorar automáticamente al Príncipe Rainiero y a su conocida esposa, Grace Kelly. Esta pareja fue un revulsivo para el principado, pero además ha dejado una huella imborrable y que ninguno de sus hijos ha podido ni podrá alcanzar. Rainiero Luis Enrique Majencio Bertrand Grimaldi, que era el nombre completo del monarca, protagonizó un cuento de hadas gracias a su matrimonio con la actriz norteamericana. Pero la historia de este noble va mucho más allá. Tiene un denso pasado lleno de personajes de dinastía y vivió miles de anécdotas que llevaron a Mónaco  a ser lo que es hoy.

Este noble perteneció a la Dinastía Grimaldi y ejerció como Príncipe de Mónaco desde el 2 de abril de 1950 hasta su muerte, el 6 de abril de 2005. Durante el reinado de su abuelo, el príncipe Luis II, Rainiero ocupó el trono como regente. Pero lo cierto es que gracias a él, el principado experimentó un crecimiento social y económico tal, que lo convirtió en un punto neurálgico del turismo y los negocios de primer nivel. Además trabajó, y mucho, por el reconocimiento internacional de Mónaco  y consiguió, por ejemplo, que se integrara en organismos como la ONU.

Su popularidad se disparó cuando contrajo matrimonio con Grace Kelly y su amor perduró hasta la trágica muerte de ella, en 1982, en un accidente de tráfico. Reinó durante 55 años en el Principado.

Biografía de Rainiero de Mónaco

Durante su más de medio siglo de reinado, convirtió a Mónaco en un paraíso en muchos sentidos: de carácter fiscal pero también terrenal.

Fue hijo de Pierre Melchior, conde de Polignac, y de la princesa Carlota Luisa Grimaldi de Mónaco duquesa de Valentinois. Pero lo mucha gente no sabe es su madre fue hija ilegítima de Luis II, fruto de una aventura pasajera que tuvo con Juliette Louvet. De hecho, si su abuelo no hubiera acabado reconociendo a Carlota y nombrándola princesa heredera de Mónaco, Rainiero nunca hubiera llegado al trono.

Finalmente, su madre renunció a sus derechos dinásticos y Rainiero fue coronado el 10 de junio de 1944 como trigésimo príncipe de Mónaco, sucediendo en el trono a su abuelo. Rainiero siempre quiso convertir el principado en un enclave mediterráneo atractivo para los millonarios y los famosos. La Segunda Guerra Mundial casi truncó sus planes. Cuando regresó al principado, encontró un lugar desencantado, que había perdido su atractivo y el esplendor de otros años. Los comunistas querían convertir Mónaco  en una República, otros pretendían anexionarlo a Francia. Y solo unos pocos apostaron por el reinado de Rainiero, quien por cierto estaba muy bien relacionado.

Para empezar, el primer empujón se lo dio su amigo, al armador Aristóteles Onassis, quien aportó un millón de dólares para consolidar el SBM. Luego Rainiero abrió las puertas a los millonarios de todo el mundo. El príncipe despertaba el interés de muchas aristócratas, pero fue la actriz americana Grace Kelly la logró cautivarlo.

Rainiero y Grace

La vida social de Rainiero era muy activa. El joven príncipe practicaba muchos deportes, incluida la pesca submarina. También era aficionado al cine y en el Festival Internacional de Cannes conoció a Grace. Era guapa y elegante y su admirado Alfred Hitchcock la tenía como favorita. Anunciaron su compromiso en enero de 1956 y en abril de ese mismo año se casaron en la Catedral de San Nicolás de Mónaco.

Los monarcas de la época criticaron duramente este enlace, pues la actriz era una plebeya. Sin embargo el glamur de Grace, recién llegada del esplendoroso Hollywood, trabajo un nuevo brillo al principado. Su despegue fue imparable y cuando Rainiero falleció, muchos años más tarde, en el principado se había domiciliado 340.000 cuentas corrientes. La fortuna personal del Príncipe también creció al mismo ritmo.

La familia de Rainiero fue muy hostil con la nueva princesa, sobre todo su hermana. Pero Grace aprendió francés, se empapó de la historia de Mónaco y se esmeró en adoptar el protocolo europeo. Tuvieron 3 hijos, Carolina, Alberto y Estefanía.

Compartir
Artículo anteriorGrace Kelly
Artículo siguienteMontecarlo Padel Masters

4 Comentarios

Dejar respuesta