Chapiteau de Fontvieille Mónaco
Chapiteau de Fontvieille Mónaco

Mónaco no tiene secretos para nosotros. Y, si los tiene, los vamos a descubrir todos. Este es uno de los objetivos de nuestra web: conocer el Principado al detalle, poner en valor todos sus recursos y traerlos hasta aquí para compartirlos con todo aquel que quiera participar de la experiencia.

Hoy le toca el turno a la Chapiteau de Fontvieille, un espacio creado en Mónaco en 1986 para acoger el Festival Internacional de Circo de Montecarlo. Más adelante hablaremos de este importante evento, uno de los hitos de la vida cultural del Principado. Pero, Chapiteau de Fontvieille es mucho más que eso ya que este espacio emblemático tiene lugar otros muchos acontecimientos a lo largo del año. Unos relacionados con el mundo del circo y otros no. Un espacio con una ubicación privilegiada. Fontvieille es, de los 4 distritos tradicionales del principado de Mónaco, el más nuevo y una de las 10 circunscripciones electorales recientes. Se trata de una zona construida sobre unos terrenos que le fueron ganados al mar Mediterráneo en la década de los 70.

Tiene una extensión de 32 hectáreas y una población de poco más de 3.000 habitantes. En esa área concreta se ubican importantes recintos y servicios como el Estadio Luis II, donde juega el AS Mónaco FC. Estamos hablando de uno de los equipos más importantes de la Liga de fútbol de Francia. El estadio acoge también las oficinas de la Universidad Internacional de Mónaco y es sede de la Supercopa de Europa, un acontecimiento deportivo que reúne cada año a los equipos que ganan las competiciones de la UEFA, la Champios League y la UEFA Cup. Pero, todavía hay más. En Fontvieille se ubica también el Helipuerto de Mónaco, desde donde salen vuelos frecuentes al aeropuerto de Niza, en Francia, con conexiones directas a las principales ciudades de todo el mundo. Pues bien, en el centro de este importante enclave se encuentra Chapiteau de Fontvieille, un lugar único donde se celebran algunos de los eventos más importantes que tienen lugar en Mónaco. El centro mundial del circo.

Chapiteau de Fontvieille se ubica en una parcela de más de 8.000 metros cuadrados y allí se celebran eventos de todo tipo: galas, fiestas privadas, cenas de gala, actuaciones y conciertos, exposiciones de todo tipo, presentaciones de automóviles, lanzamientos de productos, acontecimientos deportivos…

La clave está es que es uno de los recintos del Principado con mayor capacidad. Dispone de una gran marquesina de 2.000 metros cuadrados utilizables, un espacio al aire libre de 2.500 metros cuadrados y un auditorio con capacidad para casi 4.000 espectadores. De hecho, está calculado que puede acoger cenas para un máximo de 1.500 personas y cócteles para 1.700 invitados. Chapiteau de Fontvieille es la sede donde se celebran muchos eventos relacionados con el mundo circense. De hecho, en un espacio de referencia para las Artes del Circo. Aparte del Festival Internacional de Circo de Montecarlo, que es el principal y su razón de ser, también tiene lugar allí desde el año 2012 el Festival de Nueva Generación de Jóvenes Talentos del Circo. Lo preside la princesa Estefanía de Mónaco y a la cabeza del jurado del evento está su hija, Pauline Ducret. El Festival Internacional de Circo de Montecarlo. Lo creó el príncipe Rainiero en 1974, gran aficionado a las artes circenses. Su objetivo fue darle una nueva visibilidad al mundo del circo.

Durante estos 40 años, se ha convertido en una referencia internacional y por él han pasado miles de artistas que codiciaban conseguir el premio de Oro del Payaso, el más importante del mundo en este sector. La próxima edición, la cuadragésima primera, tendrá lugar entre el 19 y el 29 de enero de 2017 y volverá a reunir en la maravillosa carpa a decenas de miles de espectadores ansiosos por disfrutar del espectáculo. Este festival ha sabido combinar el circo clásico con otras versiones contemporáneas de calidad, por lo es una referencia mundial en estas artes.

La princesa Estefanía de Mónaco ha heredado la atracción fatal por el circo que marcó a muchos miembros de su familia, como su padre. Participó como jurado del evento con tan solo 9 años y siempre ha trabajado y velado por la conservación y mantenimiento de este espectáculo. En la actualidad, como presidenta del Festival, supervisa todos los aspectos de la organización: desde la selección de los espectáculos, las coreografías, el vestuario, la música, la iluminación… Y, desde luego, acude a todos y cada uno de los espectáculos, normalmente acompañada de sus hijos y del mismísimo príncipe Alberto.

Compartir
Artículo anteriorLuis II de Mónaco
Artículo siguienteJaime de Mónaco

Dejar respuesta