En la última edición del GP de Fórmula 1 de Mónaco, el público que veía en directo la carrera contuvo la respiración durante varios segundos. Y es que cuando el Mercedes de Rosberg pasaba sobre una alcantarilla del trazado, el impulso levantó la tapa de hierro e hizo que colisionara con el vehículo de otro corredor, Janson Button, provocando importantes desperfectos. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero las consecuencias pudieron haber sido muy graves. Este incidente, que finalmente quedó como una anécdota, se vive mucho más intensamente cuando el espectador disfruta la carrera dentro del circuito que cuando la ve por televisión. Disfrutar de un Gran Premio como el de Mónaco a pocos metros del trazado, sentir la vibración de los motores, contagiarse de la magia y el glamour del evento y compartir emociones con otros espectadores es algo que los aficionados a este deporte se merecen vivir, como mínimo, una vez en la vida.

Compra tus entradas para Gran Premio F1 Monaco

La mayoría de aficionados compran las entradas online, a través de distintos portales. Pero hay agencias de viaje que comercializan paquetes completos, de una media de 4 días, que incluyen vuelo, hotel, entradas y recorridos turísticos por Mónaco. De hecho, el Principado de Mónaco es un lugar con mucho encanto y glamour que sirve de por sí como punto de atracción turístico para viajeros de alto nivel económico. Pero, aunque este no sea tu caso, merece la pena viajar a allí una vez en tu vida y, si puedes, hacerlo coincidir con la celebración del GP de Fórmula 1 de Mónaco para que la experiencia sea del todo completa.

Si echamos un vistazo a los circuitos que albergan carreras de Fórmula 1, comprobaremos que los hay de varios tipos. Unos son instalaciones permanentes, pero hay otros que son construidos para la la ocasión. Este es el caso de los circuitos urbanos, como el de Mónaco, o semiurbanos. El circuito de Fórmula 1 de Mónaco es uno de los más reconocidos. De hecho es el más importante y el de mayor prestigio, por su dificultad, las grandes carreras que ha albergado y por el reto que supone para pilotos y escuderías. Luego, hay otros circuitos que destacan por motivos muy diversos. Por ejemplo, el de Silverstone, que fue el que acogió el primer campeonato o el autódromo mexicano Hermanos Rodríguez, por ser el último en estrenarse en el año 1992. Si usted es aficionado a la Fórmula 1, ¿se imagina poder recorrer los principales circuitos de los 68 en los los que se han celebrado competiciones del Campeonato Mundial de Fórmula 1 y convertirse en un experto en esta disciplina?

Tickets Formula 1 Grand Prix en Monte Carlo

Pero lo cierto es que la Fórmula 1 sufre una evidente crisis de espectadores de unos años a esta parte. Es más, se ha creado un grupo de trabajo internacional, el PWG, que investiga nuevas fórmulas para atraer a la afición al espectáculo de las carreras. Sobre todo buscan obtener más tirón entre la población más joven y trabajan sin descanso diseñando nuevas estrategias para conseguirlo. Todos son conscientes que ni siquiera existe ya la atracción suficiente para mantener al espectador durante horas delante del televisor viendo una carrera. Los aficionados más jóvenes recurren ahora a otros medios como las redes sociales y sobre todo YouTube para disfrutar de este espectáculo. Esta situación es grave porque puede llevar a pique una industria que generaba muchos cientos de millones a la televisión tradicional.

Lo cierto es que el público va renovándose y las generaciones que van llegando son nativos digitales, sin paciencia para aguantar horas delante de una pantalla adormecidos por el rugido de los motores. Y la Fórmula 1 ha detectado el problema, aunque ahora busca desesperadamente la solución. De nada sirve que algunos gurús de este mundillo critiquen con sorna esta tendencia sin molestarse en buscar respuesta a las nuevas necesidades. Y cualquier solución pasa por aumentar la presencia de la Fórmula 1 en las redes sociales.

Se trata de diseñar estrategias que devuelvan el atractivo de antaño para las carreras. Como por ejemplo, aumentar la interacción entre los fans y los pilotos, tanto in situ como a través de los medios digitales. Darle un valor añadido a la competición ofreciendo a los fans jóvenes aquello que buscan y que ya encuentran en otros ámbitos deportivos. También se contempla potenciar la imagen de marca de a través de las redes sociales. Y el GP de Fórmula 1 de Mónaco no es una excepción. Esta industria se ha puesto como objetivo atraer en masa a los adolescentes, para asegurarse seguidores fieles durante las próximas décadas. Es decir, quieren velos hacerse mayores mientras están pendientes de la Fórmula 1, pero van a tener que trabajar y ser muy creativos para conseguirlo.

Lo que está claro es que si se recupera la afición, no sólo se recuperarán espectadores, sino que también crecerá la venta de entradas para disfrutar en vivo y en directo de la Fórmula 1. Por ejemplo, si tu vas a disfrutar de una carrera al circuito, puedes ser testigo de muchos detalles y anécdotas. Se nos ocurre que un buen gancho para generar contenidos en las redes sociales que atraiga nuevos seguidores, puede ser el de captar y publicar las supersticiones de los pilotos de Fórmula 1. Estamos convencidos que muchos de estos contenidos pueden hacerse virales. Es una forma creativa de convertir literalmente la Fórmula 1 en el “Gran Circo”, como se le conoce desde siempre.

Por ejemplo, sabemos que los pilotos de cualquier disciplina detestan el número 13 y muy pocos, desde luego, lo han utilizado en sus vehículos. Pero sabemos que, desde siempre, muchos de ellos llevan consigo sus pequeños amuletos para que los protejan durante las carreras. Por ejemplo, Fangio, ganador del primer GP de Fórmula 1 de Mónaco en 1955, llevaba consigo una representación de la Virgen de Guadalupe o Schumacher un colgante que emulaba una cometa. También hay manías que pueden despertar la curiosidad de los seguidores de la Fórmula 1 en redes sociales. Fernando Alonso, por ejemplo, siempre se calza primero el pie derecho, es un obsesivo de las fechas y los números de las habitaciones de hotel y aseguran que realiza siempre un ritual antes de cada carrera. Esto es lo que un seguidor de 15 años de Fórmula 1 puede buscar en las redes sociales, como aportación colateral a una carrera.

Muchos otros corredores tienen supersticiones relacionadas con prendas de ropa, como los calcetines o los calzoncillos que utilizan en las carreras. Hay pilotos como Alex Wurz que lleva un zapato de cada color para conducir. Pero la palma de la lleva Coulthard, quien competía siempre con unos slips de color azul que le había regalado un familiar. Un día se los tuvieron que cortar, después de sufrir un accidente. Pero siguen acompañándole dentro de su equipaje, junto a otros amuletos.

En cualquier caso, si decides acudir a ver el GP de Fórmula 1 de Mónaco en directo, debes saber que puedes hospedarte en Niza donde el alojamiento es mucho más barato y estarás a sólo media hora del circuito. Y, ya dentro del circuito, la tribuna K es una de las mejoras ubicaciones para disfrutar de los vehículos con sus posibilidades al límite. Compra tu entrada, teniendo en cuenta estos consejos.

Dejar respuesta